Tel: +503.70398489

Aplicaciones para mobile commerce: 7 razones por las que hay que estar y cómo hacerlo

mobile commerce

El mobile commerce es la manera en que las empresas tratan de estar cada vez más cerca de sus clientes. Las nuevas tecnologías y el permanente uso del móvil como ese elemento intransferible con el que no podemos salir de casa, convierte al smartphone en un elemento fundamental al que las marcas deben prestar mucha atención, so pena de quedar fuera de un mercado que está en permanente ebullición.

En este artículo, os explicaremos los tips más importantes del uso de las apps comerciales que se emplean para móvil, de sus beneficios más destacados, sus características principales y de cómo cada empresa puede encontrar la manera más cómoda y sencilla que se amolde a sus necesidades.

1. Mobile commerce: la tendencia creciente

¿Por qué una empresa, cualquier empresa, debería apostar no sólo por estar en Internet, no sólo por el comercio online, sino por el desarrollo de una aplicación de mobile commerce efectiva y funcional? Pues básicamente, porque en nuestra sociedad, cada vez más, usamos el móvil para adquirir productos y servicios.

Las tendencias de ecommerce para 2015 (y para años venideros) apuntan claramente a que el m-commerce, es decir, el comercio a través de los dispositivos móviles, crecerá, siguiendo la línea marcada por los resultados que ya, a día de hoy, podemos ver. Las cifras indican que, por ejemplo, de las visitas a Internet que se realizan en España, el 30% se hacen a través de un smartphone. Ahondando en esta línea, datos del pasado mes de marzo, nos explican que el 40% de las ventas online se hicieron a través de estos dispositivos.

En este sentido, es también revelador el artículo que os presentamos hace unas semanas, en el que explicábamos que este tipo de dispositivos se estaban convirtiendo en los reyes del consumo audiovisual. Y es que no sólo para el ocio, no sólo para comunicarse… el uso de móvil para todas y cada una de las facetas de nuestras vidas se está imponiendo cada vez más.

Mobile commerce: la tendencia creciente

2.  Cerca del consumidor

Una de las ventajas principales que nos ofrece el mobile commerce es que supone, hoy por hoy, la forma más cercana de estar con el cliente. El móvil, a diferencia de pc’s o tablets, es de uso totalmente personal. Los sistemas de seguridad favorecen que los usuarios vean en él una forma de depositar sus datos personales, por lo que las transferencias comerciales se pueden hacer de una manera más sencilla.

Llegando al cliente de una forma directa, creando una aplicación que le diferencie como un usuario único, conseguimos incrementar la fidelización. Por ejemplo, podemos imaginar una app de un supermercado en el que el usuario se registre y pueda crear listas de productos que consume habitualmente. Con un sólo click, el cliente podría encargar su compra semanal, ya almacenada en la memoria de la app.

Las notificaciones push ayudan también a que el individuo se sienta valorado por la marca. Se trata de un mensaje que la aplicación envía al usuario para comunicarle que hay disponibles informaciones de su interés. Si hablamos de mobile commerce, éstas pueden referirse a descuentos, promociones, ofertas especiales…

Respecto a la relación con el cliente a través de las apps, resultan muy relevantes las declaraciones de Inma Mairena, Head of Mobile de Zenith, que señala “Dentro del mundo del M-commerce, y más especialmente cuando hablamos de apps, tenemos que tener especialmente presente un concepto: la usabilidad. Cuando nos encontramos en movilidad disponemos de poco tiempo y son muchos los estímulos a los que tenemos que atender de manera simultánea. Además la pantalla en la que estamos fijando la atención es más pequeña, por lo que la posibilidad de interacción entre usuario y marca tenemos que reducirla al máximo. Aquí las apps juegan un papel muy importante, ya que permiten acortar esos tiempos, así como el número de clics o taps que el usuario tiene que realizar hasta efectuar la compra final. Por otro lado, las apps nos permiten poder almacenar información personal del usuario como su tarjeta de crédito, carrito de la compra, historial de compras… Aprovechar la  suma de estos elementos para acortar tiempos y mejorar nuestra plataforma de M-commerce, es algo a tener en cuenta si de verdad queremos estar más cerca del usuario.”

3. Empresa siempre conectada

Del punto anterior, que nos habla del consumidor, inferimos esta tercera cualidad del mobile commerce y es el hecho de que la empresa mejora su imagen de marca pues ofrece una disponibilidad completa que la convierte en un negocio eficiente y bien comunicado, capaz de desarrollar un rápido servicio.

La geolocalización es un factor clave. Tener a una empresa localizada dentro de un mapa, permite al cliente poder acceder a determinados servicios que están en su entorno más inmediato. Y, desde el lado contrario, se pueden ofrecer ventajas adicionales a un cliente geolocalizado. Por ejemplo, algunos centros comerciales ofrecen promociones especiales para aquellos clientes que se encuentran en ese momento en sus instalaciones. ¿Cómo saber quién es ese cliente y qué le interesa? Gracias a una aplicación móvil que permita gestionar esta información.

Empresa siempre conectada

4. Compras potenciales

El hecho de tener una app para nuestro negocio ayuda a incrementar la posibilidad de ventas de productos y servicios por el simple hecho de que el mobile commerce permite que esa empresa esté abierta las 24 horas del día, y que, en cualquier momento, desde cualquier punto geográfico, un cliente potencial pueda acceder a los productos que ofrece esa marca, pudiéndose convertir, de una manera muy sencilla, en cliente real. Para ello, por supuesto, es necesario que, si se apuesta por una aplicación, su desarrollo sea completo y efectivo y el catálogo de productos y servicios esté permanentemente actualizado.

5. Las redes sociales

Muchas de las aplicaciones para mobile commerce que funcionan con mayor éxito tienen otra característica que resulta fundamental para ver cómo crece su mercado. Se trata de su sincronización con redes sociales. Esto permite acceder a posibles nuevos clientes, gracias a las redes de contactos que el usuario de esa aplicación tiene, un nicho de mercado que nunca se debe olvidar pues, además, es muy posible que compartan con nuestro cliente gustos y aficiones.

6. ¿Cómo tiene que ser la app?

Parece claro que el futuro del comercio pasa por el desarrollo de apps para móvil. Una pequeña marca, bien posicionada en el mundo de las telecomunicaciones, puede convertirse en un nombre de referencia, sólo por la visibilidad que se consigue a través del mobile commerce.

Las marcas han de tener los ojos abiertos a todos esos servicios que se ofrecen a través de móvil y que pueden resultar tan fáciles y cómodos de usar, y tratar de adelantarse a los pasos que se darán en el futuro, permaneciendo siempre a la vanguardia de la tecnología y sabiendo apostar por un departamento que tenga muy en cuenta los movimientos que se viven a través de las nuevas apps.

Pero no sólo eso es importante. Tan fundamental como este punto es saber elegir cómo ha de ser la app que pondremos en marcha para acceder con todas las ventajas a nuestros clientes. Una de las decisiones clave en este sentido radica en el hecho de qué tipo de desarrollo tendrá esa aplicación. Si, hasta hace poco, se hablaba de aplicaciones híbridas, multiplataforma, accesibles a todo tipo de sistemas operativos, hoy se valora mucho más la especificidad en el servicio.

¿Cómo tiene que ser la app?

Puede resultar muy difícil que un sistema de gráficos o un contenido audiovisual funcione correctamente en todos y cada uno de los dispositivos que actúan en el mercado, así pues, hemos de determinar muy bien qué tipo de cliente estamos buscando y saber, a su vez, qué tipo de smartphone utiliza para comunicarse. El sistema Android tiene una cuota de mercado mucho mayor que iOS pero, a la vez, llega a un público objetivo con un poder adquisitivo menor que el de los clientes de Apple. Así pues, si estamos empezando y no podemos llegar a ambos sistemas operativos, tendremos que elegir cuidadosamente quién es nuestro cliente predilecto y diseñar una aplicación totalmente operativa para él.

7. Creadores de aplicaciones

Estamos insistiendo en la filosofía “Mobile First” que nos dice que, a la hora de ser una empresa con un futuro prometedor en las líneas de negocio que se encuentran en boga, debemos pensar primero en cómo llegar a nuestro cliente a través de su dispositivo móvil. Hacer una aplicación puede ser tan sencillo como contratar a un desarrollador web que haga ese trabajo por nosotros pero, ¿es ésta la opción más interesante?

Cada vez más, las marcas optan por formar a sus propios trabajadores para que sean ellos quienes sean los creadores de esa aplicación que nos situará en el centro del panorama comercial. Esta solución, por supuesto, conlleva un mayor coste inicial que si, simplemente, se “encarga” a una empresa externa, pero las ventajas, a largo plazo, son numerosas.

El conocimiento es poder y tener un equipo de trabajo dentro de nuestro negocio permitirá no sólo que se pueda trabajar a diario con las actualizaciones y problemas que la aplicación pueda presentar, sino que será ese plus que se necesita para que la empresa esté permanentemente informada de qué se mueve en el negocio tecnológico, qué nuevas aplicaciones y recursos se están poniendo en marcha y así, conducir ese tren que nos guiará hasta las nuevas tendencias comerciales.

Imagen | Pixabay: Jeshoots; Pixabay: hurk; Pixabay:

Texto por http://blogginzenith.zenithmedia.es

Deja un comentario

Instagram

Something is wrong. Response takes too long or there is JS error. Press Ctrl+Shift+J or Cmd+Shift+J on a Mac.