El Salvador, Centro América
+503 70398489

Diez estrategias de marketing para usar en e-commerce

Aumentar conversiones es uno de retos fundamentales a los que se enfrenta el e-commerce, una práctica que está en constante crecimiento y evolución. Por eso, si eres de los que desea abrirse un hueco en este mercado, te ofrecemos, en este post, 10 estrategias fundamentales del marketing que no puedes pasar por alto.

1. Generar tráfico

Teniendo en cuenta el bombardeo de información y publicidad que sufren los usuarios mientras navegan por la Red, uno de los objetivos más importantes del e-commerce es diferenciarse y hacer que te vean. Pero, ¿cómo? Utilizando marketing de contenidos, mejorando la interacción y la publicidad en redes sociales, optimizando el SEO o implementando publicidad display programática.

Este último concepto tan novedoso se refiere a un tipo de publicidad gráfica, muy atractiva visualmente y de contenido relevante, que aparece en ciertas páginas web gracias a la utilización de una plataforma automática para comprar impresiones. Entre sus beneficios, se destacan:

  • Segmentación muy concreta: basándose en una combinación de sitios y anuncios, permite dirigirse, no sólo a un porcentaje aproximado de clientes sino a aquellos clientes a los que realmente se quiere llegar. Esta segmentación se consigue gracias al estudio de algoritmos que tienen en cuenta tanto el perfil de los usuarios como su comportamiento dentro del entorno digital.
  • Minimiza el gasto: una segmentación tan ajustada ayuda a que los impactos a la audiencia se den en los lugares adecuados y en los momentos precisos. Además, los procesos que ocurren entre los diferentes actores de la publicidad digital se reúnen en un único canal que, además de ahorrar tiempo, trabajo y dinero, posibilita la automatización y optimización de campañas.
  • Maximiza las conversiones: es capaz de recuperar potenciales clientes que han visitado una web pero que se han marchado sin comprar o convertir.

2. Crear una buena landing page

La landing page debe construirse como un lugar atractivo a la vista, con una llamada a la acción y con una lista de beneficios de los productos y opiniones de otros usuarios. Toda la información del artículo tiene que estar recogida en esta página de producto, ya que el usuario muchas veces llega a la web por medio de buscadores y sin conocer ningún dato sobre la marca.

3. Mejorar la usabilidad

El tiempo de carga de las landing page, la facilidad en los pasos a dar en el procedimiento de compra o el tipo de información que se da en la página de producto puede significar la diferencia entre la supervivencia y el fracaso. En referencia a esto último, es necesario comunicar de una forma óptima, atractiva y rápida para que la decisión del usuario de continuar con la compra sea lo más ágil posible.

4. Simplificar los formularios

A nadie le gusta dar sus datos personales pero, en el caso del comercio electrónico, es algo necesario para que las transacciones puedan realizarse. El cliente lo entiende pero hasta cierto punto, por eso es desaconsejable pedir información de más con la finalidad de obtener unas bases de datos más completas. En el caso de que fuera imprescindible, se le debería explicar al cliente el motivo para ello. También se puede utilizar el lenguaje de forma inteligente para que lo que parece un simple formulario se perciba como parte del servicio.

5. Poner en práctica el email remarketing

Una parte de los usuarios que acceden a una web se pierde en el camino hacia la compra y acaba por abandonar la página sin obtener ningún producto. Para intentar solventarlo y recordarle al cliente que tiene una lista de artículos pendientes de considerar, puede enviársele un email para que retome el proceso de compra, acelere la toma de decisión y complete finalmente la transacción.

6. Preparar estrategias de crosselling y upselling

Evitar los abandonos es esencial, pero también lo es intentar incrementar el valor del carrito de compra. En el primer caso se trata de proponer productos similares al que el cliente ha guardado o comprado; y en el segundo caso, de ofrecer productos de mayor calidad a los que está mirando.

7. Adaptarse al entorno mobile

El mobile commerce es una las de las tendencias para este 2016, y según datos de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), un 77% de las empresas ya adoptó el m-commerce. Además, como Google está dejando de indexar a los sites que no cuentan con diseños web adaptados a este tipo de plataformas, implica que aplicar una buena estrategia de marketing para los clientes mobile se vuelve prácticamente una obligación.

8. Ofrecer incentivos a la compra

Acciones como obsequiar con el envío gratuito, con un descuento por suscripción a la newsletter o con un código de descuento para la siguiente compra a cada usuario que haya realizado más de cinco pedidos en la misma página, son alicientes que invitan al usuario a adquirir más productos.

9. Marketing de afiliación

Consiste en pagar una comisión a otras páginas web, con las que se ha hecho un convenio previo, por las ventas que provengan de visitas generadas por ellas. Otra alternativa es llegar a un acuerdo con bloggers relacionados con el sector para que den difusión de la marca o de un artículo concreto a través de alguna red social o para que creen contenido relacionado en sus blogs personales.

10. Monitorizar y optimizar

No sólo hay que trabajar para crear la mejor versión de nuestra página web sino saber qué está pasando y cómo se están comportando los usuarios cuando llegan a ella. En este sentido es crucial utilizar herramientas de analítica y monitorización, como es Google Analytics. Podremos saber desde qué tipo de dispositivo utilizan los consumidores para acceder a la landing page hasta el número de leads que hemos conseguido en un periodo de tiempo determinado.

 

Tomado de: veinteractive.com

Leave a comment

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete al boletín y recibe cada semana los contenidos en tu email.

Shares